Satellite
Show on map
  • Day23

    Trekking para ver la Rafflesia

    July 9, 2019 in Malaysia ⋅ ⛅ 20 °C

    Hoy nos hemos despertado (Ben, Clemens, Karen y yo) a las 7:30 porque a las 8:45 teníamos un tour organizado muy completito. Éramos 16 así que había dos 4x4. Nos hemos montado en uno y a los 20 minutos han parado ambos coches y se han cambiado los conductores. Todo muy confuso. Al rato nos han parado en una granja de uvas porque uno de los coches estaba estropeado. 40 minutos tirados en el suelo al Sol sin hacer nada. Cuando resolvieron el problema, seguimos camino a la jungla. El camino fue una aventura en sí: los caminos eran muy inestables y llenos de baches... A todo esto, el conductor nos iba contando cosas en un inglés muy suyo que nadie entendía. Bajamos del todoterreno y caminamos durante 3 horas por la jungla embarrada y llena de raíces por el suelo en busca de una Rafflesia, la flor más grande del mundo. Más de uno de cayó por el camino y a mí se me enganchó una sanguijuela. Encontramos la flor y de vuelta al coche. Más tarde fuimos a una demostración de caza con «blow pipe», que es una pajita de bambú muy larga: por un lado se sopla y por el otro sale disparado un dardo. Tras probarlo todos, fuimos a comer a un restaurante indio. Después del restaurante nos llevaron a unas plantaciones de té y a la fábrica. Ayer también estuve en unas plantaciones, pero estas eran mucho más grandes y el guía nos explicó el proceso de producción del té. Después de esto fuimos al «Mossy Forest». «Moss» es «musgo» en inglés, así que ya os imagináis el bosque. Todo cubierto en musgo, una pasada. Además, la vista desde arriba ha sido alucinante. Hacia el final de la caminata, le di mi móvil a un chico para que me hiciese una foto. Mi móvil va enganchado a un cuelga con la alarma portátil. Sin querer, activó la alarma y fue muy gracioso porque nadie sabía de dónde salía el ruido y yo estaba con las dos manos agarradas a la cuerda (primera foto) en medio de una pared rocosa y no podía parar de reírme, así que no podía explicarle cómo apagarla. Mientras tanto, la alarma encendida, el resto del grupo confuso preguntando que qué pasaba y mi amigo Ben, que sí que sabía lo que era, y yo, mofándonos. A la vuelta hemos visto el atardecer desde el coche. Ha sido un gran día.
    #dato: ayer se levantó la suela de mis dos zapatillas en el treking, por la noche las pegué con pegamento de 20 céntimos y han sobrevivido a todo el día :)

    No quiero que se acabe nunca este viaje.
    Read more