Satellite
Show on map
  • Day91

    Puerto Obaldia a Panamá City

    June 12 in Panama ⋅ 🌧 28 °C

    A eso de las 2 pm llegó finalmente mi avioneta para puerto Obaldia. Eramos 5 pasajeros y el piloto y la avioneta tenía lugar para justo eso. Los pasajeros era una señora y su hijo de unos 5/6 años, dos hombres de unos 40+ años y yo, una mochilera de 27 años. El piloto no se si llegaba a los 27, pero estaba ahí.

    Cuando llegó la avioneta, el que coordinaba el vuelo me mira riendo y me dice: "Mora, te toca de copiloto". A lo cual me rei de buena gana, sin notar que era en serio.

    Así empezó esta aventura de 1 hora en el aire y varias en tierra de nadie. Luego de guardar el equipaje, nos subimos todos a la avioneta, el piloto encendió el motor, movió el avión hacia el principio de la pista y se hizo la señal de la cruz. Yo ahí dije CHAU, debería haber mandado un mensaje a mis papás y hermanas pero bueno, ya estaba hecho.

    Despegamos en la pista justo sobre el mar, como si fuesemos a planear sobre él y empezamos a tomar vuelo con velocidad. La vista desde arriba era increíble, de película. Volamos sobre el oceano hasta la altura de Panamá City, momento en que teníamos que cruzar la tierra. En eso moro hacia tierra y veo mil nubes grises (y nosotros en un avioncito de papel)... yo veía que el piloto miraba como pensando dónde meterse y en un momento encontró un lugar y giró.

    No saben lo que es atravezar una nube en un avión de papel, se siente como estar en el barco pirata del Parque de la Costa, que cuando llega arriba tiene un segundo de suspensión en el aire hasta caer. Yo miraba por la ventana para abajo y pensaba cómo mientra sobrevivir si me caía del avión. Tenía una pollera larga y me imaginaba usándola de paracaídas (como si me fuese a servir...). Me imaginaba a gente llamando a mis papás, diciéndoles que nuestro avión se había perdido en alguna selva panameña y me imaginaba a mí misma, intentando sobrevivir en la selva 😆. También me imaginaba como caía mi mochila hermosa, con todas mis cosas 😅.

    Finalmente pasamos las nubes sin problemas (sino no estaría contando esta historia) y en eso el piloto me mira y me dice: "queres manejarlo?" 😏😏😏. Así que por el transcurso de unos 60 segundos, que para mi fue una vida, giré nuestro avión para seguir la dirección correcta.

    Cuándo llegamos a Panamá City, me volvieron a revisar la mochila de arriba abajo, con perros oliendola y todo y luego me la escanearon. Finalizada la travesía, el piloto se ofreció a llevarme a mi hostel. Lista para la próxima aventura
    Read more